Existe una variedad de materiales para fabricar un taller móvil y adaptarlo a las necesidades del cliente, bien sea para una furgoneta o para una camioneta. Indiferentemente del vehículo que necesite de dicha adaptación, generalmente son tomados en cuenta tres materiales bastante comunes para proceder a la fabricación de los talleres móviles.

Tipos de materiales para talleres móviles

Los hay en acero (que son los más comunes), en madera y en aluminio. Cada uno de estos materiales ofrecen distintos beneficios al cliente y también corresponden a distintas necesidades que la furgoneta deberá responder. Sin embargo, estos materiales tienen sus pros y contras dependiendo del uso final que el cliente desee darle al vehículo adaptado.

Pros y contras de los materiales para la fabricación de talleres móviles

Acero

Un tipo furgoneta taller móvil es fabricado con acero y suele ser el material más común a considerar debido a la facilidad de acceso tanto para los fabricantes como para los clientes y aunque no es tan económico como la madera, suele ser muy sencillo de manipular brindando un taller móvil de alta calidad y con el estilo que el cliente necesite.

Pros

  • El acero puede trabajarse fácilmente con las herramientas adecuadas, brinda resistencia y durabilidad al taller móvil para el propósito final del mismo y el trabajo se realiza en menor tiempo de mano de obra.
  • Su espesura varía entre 1 y 2 mm, puede brindar bastante espacio en el interior de la furgoneta y es resistente a la carga de materiales rústicos y pesados que requieran de un nivel seguro de transportación.
  • Puede personalizarse de acuerdo a los gustos del cliente, especialmente en color de pintura.
  • Su vida útil es bastante larga y resiste al agua y a la humedad.
  • Pueden utilizarse complementos plásticos y van muy bien con el diseño de los talleres móviles.

Contras

  • Para poder trabajar con el acero primero este material debe pasar por un proceso de cortado, doblado, soldado y finalmente la aplicación de pintura. En muchos casos, esto puede resultar un poco inconveniente cuando el cliente requiere con urgencia el taller móvil, sin embargo, muchos profesionales trabajan ya con el acero pasado por dicho proceso solo al instalar las piezas previamente tratadas por lote para agilizar con más cautela el procedimiento de fabricación.
  • Su costo es mayor que el de la madera.
  • Es el material más pesado de alrededor 7.860 kg/m3 para una furgoneta taller móvil.
  • La fabricación de un taller móvil de acero toma más tiempo que uno en base a madera o aluminio.

Madera

La madera es el tipo de material más económico para la fabricación de un taller móvil, además puede ser mucho más flexible en el proceso de personalización y acepta con facilidad otro tipo de materiales para que conformen parte del diseño total y rellenar los requerimientos de seguridad y rendimiento que sean necesarios.

Pros

  • La madera es apta para ambientes exteriores, aunque se usa mucho para formar parte de un taller móvil de furgoneta y camioneta cuya cabina trasera esté al aire libre.
  • Su peso es más liviano en comparación que el peso del acero, de alrededor 2.600 kg/m3.
  • En algunos casos se puede desmontar de la furgoneta, siempre y cuando lo necesite el cliente.
  • Las maderas que son trabajadas con pegamento fenólico suelen ser más fuertes y resistente, pudiendo soportar la humedad y el agua.
  • Es el material más asequible para poder fabricar un taller móvil.

Contras

  • La madera no es muy resistente a la humedad y al agua si no se le trata con las técnicas necesarias para su utilización en la fabricación de furgonetas con talleres móviles.
  • Su espesor es de 2 y 5 mm, aunque cuenta con un espesor menor puede ser desventajoso en términos de seguridad y resistencia a la hora de soportar el peso de los materiales a transportar, y en caso del mayor espesor, puede tomar un poco más de espacio en el interior de la furgoneta.
  • El mantenimiento del taller móvil fabricado a base de manera debe ser más constante que el de un taller en base a acero o aluminio.

Aluminio

Este material es el más noble, profesional pero también el más costoso para fabricar un taller móvil y se encarga de darle un toque bastante profesional y algo lujoso al taller móvil que el cliente desee adquirir.

Pros

  • El acero es el material más resistente para la fabricación de un taller móvil.
  • Se puede emplear sin la añadidura de pintura y aporta una apariencia profesional y de alta calidad.
  • Brinda alta resistencia mecánica para poder soportar con el peso de los distintos materiales y herramientas que deben ser transportadas hasta el sitio de trabajo requerido.
  • Su peso es el más liviano entre los tres tipos de materiales para la construcción de talleres móviles, pesa alrededor de 700 kg/m3.
  • Tiene la mayor densidad de 20 a 50 mm haciendo altamente potente, resistente y duradero.
  • Su manipulación para el trabajo de fabricación es bastante sencilla, haciendo que el trabajo pueda terminarse en menor tiempo.
  • Brinda reducción de peso y también de los gastos del vehículo adaptado con el taller móvil.
  • Es el más utilizado en el sector automotriz por su excelente rendimiento.
  • Altamente resistente a la humedad y al agua.
  • Brinda calidad y seguridad en el transporte de las herramientas y demás materiales de trabajo que el profesional necesite para desempeñarse en el sitio determinado.

Contras

  • Tiene un alto costo, por lo que no es accesible para todos los clientes que deseen fabricar un taller de alta calidad con aluminio.
  • En algunos casos pueden surgir inconvenientes con el espesor y el espacio dentro de la furgoneta, pero se pueden solucionar al mejorar el diseño del taller móvil.

 

Un tipo de furgoneta taller móvil de cualquiera de estos materiales tiene sus propósitos o fines específicos para el área de trabajo en donde vaya a desempeñarse. Por ejemplo, la industria automotriz requiere de furgonetas con talleres móviles que brinden alta seguridad y resistencia en el transporte de los materiales necesarios para la revisión y reparación in situ de las averías resultantes de distintos vehículos, en este caso el aluminio resulta el material más conveniente para las furgonetas dirigidas a dicho fin.

Por otra parte, la madera puede utilizarse en furgonetas que transportan materiales de menor peso y tamaño, ideal para autónomos en el área de construcción, carpintería, herrería, etc. Además el precio de la madera se ajusta perfectamente al presupuesto del cliente pues es la más económica y también es muy fácil de trabajarla.

El acero por su parte, es resistente y duradero, además puede cubrir distintos propósitos que el cliente requiera resultando bastante eficiente para las empresas que necesiten realizar más de un tipo de labor a la vez, así pueden contar con una furgoneta taller móvil que se adecue a sus requerimientos en todo momento. Su precio es más alto que el de la madera pero más bajo que el del aluminio, lo que lo vuelve el material perfecto para los clientes que deseen un taller móvil de calidad, de presupuesto medio, duradero y resistente.

Cualquiera de estas alternativas depende necesariamente del uso final que el cliente le proporcione a las furgonetas con talleres móviles para su mejor provecho.