Una furgoneta taller móvil se transforma con distintas soluciones estándares según el área de trabajo en la que el vehículo se desenvolverá, siempre cumpliendo con las normativa para brindar seguridad y rendimiento al usuario y un eficiente uso cliente.

Principales tipos de equipamientos estándares

Entre los principales componentes que se añaden a una furgoneta taller móvil se puede contar con: el equipamiento general para furgonetas y otros vehículos con fines laborales, para el servicio de autopistas, para la adaptación de containers, porta escaleras, portaequipajes, equipamiento para protección civil, para servicios médico y de emergencia, para entregas en motocicleta, para peluquería de mascotas, entre otros.

Talleres móviles estándares

Entre las soluciones estándares que el cliente puede encontrar en las furgonetas taller móvil se encuentran las siguientes:

Taller de servicio móvil

Dirigido a todo cliente que necesite ofrecer sus servicios in situ, además realizar servicios postventa, como por ejemplo la revisión, mantenimiento o reparación de un calentador o caldera.

Taller oficina móvil

Este tipo de taller móvil se enfoca más a las necesidades de las empresas que necesiten de trabajar en distintos lugares y al mismo tiempo mover salas de oficinas para llevar a cabo la labor con eficacia. Especialmente en el caso de las obras de construcción se toman muy en cuenta estos talleres móviles ya que facilitan mucho la gestión ganando mayor productividad.

Taller de venta móvil

Son los conocidos talleres móviles que entregan sus servicios a domicilio. Con estos vehículos el usuario puede tener un mayor alcance de clientes y realizar más ventas gracias al beneficio del pedido a domicilio. Por ejemplo, vender ropa, comida, ofrecer asistencia médica, veterinaria, etc. Todo a la puerta de la casa, lo cual resulta bastante productivo y rentable al salir de una zona específica de comercio.

Taller de asesoría móvil

En este caso, se parece mucho al taller de venta móvil aunque esta vez las entidades gubernamentales son quienes lo patrocinan. El servicio se ofrece se manera gratuita, especialmente en los países subdesarrollado, en las áreas rurales donde las condiciones no brindan la estabilidad para la ubicación de oficinas fijas debido al poco número de habitantes.

En este tipo de talleres móviles se encuentran más que todo los que llevan a cabo jornadas de documentación, jornadas sanitarias y de computación para las escuelas rurales gracias a un vehículo previamente transformado para brindar dichos servicios.

Transformación de una furgoneta taller móvil

Cuando un vehículo, en este caso una furgoneta, debe pasar por un proceso de transformación, el deber de la empresa es estudiar cuidadosamente y a detalle el diseño y los materiales a utilizar en el trabajo de fabricación de un taller móvil. Aunque el principal aspecto que refleje la furgoneta sea muy común a simple vista, su interior es el que debe atender a las necesidades del cliente y responder a las demandas del trabajo para el cual fue adaptada.

Una furgoneta taller móvil promedio debe contar con paredes curvas para la fácil manipulación, entrada y salida del usuario sin que ocasione ningún inconveniente y al mismo tiempo para que permita el correcto equilibrio con el vehículo. Debe contar con dimensiones regulares entre la posición, longitud y altura del pasarrueda que le permita al usuario realizar sus actividades de manera rápida, sencilla y sin obstáculos cada vez que sea necesario.

Algunas furgonetas cuentan con una sola puerta lateral, en otros casos existen las que poseen dos puertas laterales. Indiferentemente si contiene un o dos puertas laterales, éstas deben abrir lo suficientemente espaciosas para que el usuario pueda manipular los materiales, herramientas y demás elementos de trabajo con libertad de movimiento y facilidad de uso. También, en el proceso de trabajo de fabricación, el profesional calificado se asegurará de que dichas puertas abran y cierren sin defectos y de manera ligera para garantizar la comodidad y seguridad del cliente.

La pared divisoria es muy importante en la mayoría de las furgonetas taller móvil es esencial para mantener el orden y la distribución de los elementos dentro del vehículo. También, la altura de techo, el nivel de resistencia del suelo y el resto de los elementos que requieran de supervisión y transformación para brindar un mayor espacio en el interior de la furgoneta son tratados minuciosamente por los técnicos y profesionales cualificados.

El interior de la furgoneta debe ser optimizada en su totalidad, además de tener que transportar cantidades distinta de materiales con diversos fines laborales, también debe procurar ofrecer un espacio cómodo y agradable para que el usuario pueda entrar a sacar los materiales y herramientas que necesita y poder salir de la furgoneta sin inconvenientes o accidentes.

Combinaciones hechas a la medida del cliente

En una furgoneta taller móvil pueden haber combinaciones de distintas distancias entre sus ejes, así como también en relación a la altura del techo, esto es con el fin de brindar mayor comodidad y espacio al usuario para el desenvolvimiento eficiente de su labor. Las puertas posteriores también deben ser colocadas con previo estudio y supervisión del espacio interior, además, hay furgonetas que solo cuentan con puertas laterales y otras que solo cuentan con las puertas posteriores. Cada tipo de furgoneta taller móvil cumple con requerimiento específicos de una determinada labor.

Plataformas y paneles para la transformación de la furgoneta

Las furgonetas vienen con su suelo fabricado de manera corrugada y que necesita de ciertas técnicas de trabajo para que un taller móvil pueda incorporarse dentro de ella. De esta manera, las plataformas y los paneles son de vital importancia como soluciones estándares para fabricar un taller móvil eficiente y seguro.

La plataforma a instalar es lisa y puede ser fabricada en distintos tipos de materiales, siendo el más común la madera contrachapada fenólica. El fin de esta plataforma es preservar el piso propio de la furgoneta para que el taller móvil pueda engancharse con mayor facilidad y seguridad sin dañar los elementos propios del vehículo.

En el caso de los paneles, se usan con frecuencia para poder instalar luces LED y demás accesorios similares con el fin de aumentar la eficiencia del trabajo del usuario, especialmente cuando requiera de iluminación. Estos paneles son fabricados en plástico polipropileno, en aluminio corrugado o en madera contrachapada, cualquier material es seguro para mantener la estabilidad dentro del taller móvil.

Por otra parte, en el techo de la furgoneta se utiliza para ayudar a crear una superficie resistente para cargar equipajes y demás materiales a lo largo del mismo. Puede fabricarse en acero, aluminio o hierro pintado para proporcionar resistencia contra los agentes climáticos y factores externos que puedan deteriorarlo.

El resto de los componentes agregados a la furgoneta taller móvil incluye de gavetas, cajones, estantes, armarios, cajas con ganchos de plástico que sean desplegables o no, cajones que no estén pegados al taller móvil, asiento movible o no, espacios para la carga de materiales pesados y de mayor tamaño a las herramientas, área para guardar los materiales a transportar que sean sensibles o delicados, mesón desplegable que se pueda mover hacia un lado de una de las paredes de la furgoneta, entre otros componentes según las necesidades del cliente además de aire acondicionado y demás sistemas de ventilación para crear el ambiente óptimo y preservar los materiales que deban transportarse a lo largo del día para realizar las distintas labores.